NEUROPEDAGOGÍA LÚDICA Y COMPETENCIAS

NUEVAS ALTERNATIVAS DESDE LA Neuropedagogía Y  LA LÚDICA PARA ADQUIRIR COMPETENCIAS COMUNICATIVAS, QUE NOS PERMITAN HABLAR, LEER Y ESCRIBIR CORRECTAMENTE.

 

CARLOS ALBERTO JIMÉNEZ V.

 DEDICATORIA

A mis hijos, a mi esposa y a toda mi familia. 

 

PRESENTACIÓN

 

Si tuviese que definir en pocas a palabras a Carlos Alberto Jiménez no dudaría en llamarlo descubridor de paradigmas.

 

Como maestro y escritor, Carlos Alberto atisba en las frontera del conocimiento, para reordenar en sus libros y en su práctica pedagógica los ejes del saber, abierto como un niño  a los deleites de la creación.

 

Debo alabar, además, que sea un maestro quien inicia en Colombia este debate sobre la Neuropedagogía, una ciencia naciente que ocupará a las mentes más lúcidas del tercer milenio.

 

Gracias Carlos Alberto por ayudarnos a mirar la lejanía.

 

DOCTOR LUÍS CARLOS RESTREPO  

 

 “Las palabras y los sonidos, ¿no son arco iris...?

Que encantadora locura es la palabras: Con ella, el

Hombre danza sobre todas las cosas”

(Nietzche)

  

PREFACIO

 

Escribir, es escribir desde un error y es corregir el error, o intentar corregirlo, abriendo así la posibilidad,  de un nuevo error y, en consecuencia, de una nueva corrección, abriendo así la posibilidad , de una obra que construya un sentido, o que intente construirlo, en la búsqueda  o en la investigación del error . De esta manera, la política del error estaría configurada por una escritura errátil  empeñada  en una definida corrección del error.

 

En este sentido, por fin, es que un escritor puede seguir creyendo, entre otras cosas, en un verosímil de la utopía, puesto que la utopía no sólo es la matriz de una anhelo  indefinido sino también  una de las formas excelentes del error.

 

JUAN CARLOS MARTÍNI  

  

INTRODUCCIÓN

 

Es preciso explicitar , desde un comienzo, que este libro no tiene pretensiones académicas o investigativas; más bien  que busca  una reflexión, un discurso intertextual ,alrededor de la lectura y la escritura, donde la voz del autor  se expresa al unísono  con las de otros autores. Al respecto, Roland Barthes nos dice: “El texto es un tejido  de citas provenientes  de los mil focos de la cultura”.

 

La fin de este libro  no sólo es de carácter técnico, pues toda su estructura se encuentra atravesada por diferentes teorías, que permiten de cierta forma plantear una organización libertaria, para que  usted como lector, pueda escoger el orden de los capítulos, de acuerdo a sus intereses  particulares.

 

Son muchos los autores que desde diferentes disciplinas y ciencias, se han acercado al estudio de la problemática de la lectura y de la escritura. Desde lo cognitivo (Smith-Perera-Graves-Flower  y Hayes-Scardamalia y Bereiter etc.),  lo lingüístico ( Chomskyl- Saussure – Benveniste etc.),  desde lo semiótico(Barthes-Eco-Dijk etc.), desde  la psicolingüística (Luria- Brain – Oleron-Azcoaga  Gudula- Osgood- Sebeok -Rammer-Haug-Smith etc.), desde la sociolingüística ( Bernstein-Halliday-Labov etc), desde  la sicología genética(Ferreiro-Braslavsky-Leal etc),  desde la sicología histórico-cultural  (Vigotsky –Bruner etc), desde las teorías funcionales (Bateson – Ruesch etc), teorías criticas (Habermas)  desde lo filosófico (Derridad-Deleuze-Foucaul etc). Para algunos de estos autores , es un proceso semiótico,  mientras que para otros  puede ser un proceso cognitivo-social-cultural, mientras que para este libro la hipótesis que pretende desarrollar es que la escritura es hija de los sueños, de los silencios, de la fantasía, del sentido y del sinsentido pero fundamentalmente es hija de las emociones.

 

Este libro  asume el reto de la interpretación de esta problemática desde la Neuropedagogía y la Lúdica, recurriendo para ello, inclusive,  a presentar  una  serie de especulaciones temerarias,  que sólo buscan reducir el impacto de la complejidad de dicha problemática. Desde esta forma  tanto el estudiante como el profesor de cualquier área del conocimiento, logrará penetrar  en forma  natural  y espontánea a los laberintos mágicos de la palabra.

 


La neuropedagogía como disciplina, con sus  avances en la última década fueron determinantes para comprender la complejidad de las operaciones mentales, que ocurren cuando los sujetos escriben y leen. En este sentido los primeros capítulos y los diagnósticos sobre el funcionamiento del cerebro, permitirán la comprensión de la problemática lecto-escritural de una forma diferente.

 

La lúdica y el juego, nos permitirán operativizar  dichos procesos cognitivos de una forma creativa, emotiva y libertaria. De esta forma la escritura como juego no será vista entre los límites de la diversión y la evasión; sino como una práctica desde lo imaginario, en la que el juego será el eje central de todo descubrimiento  y creación. De igual forma, lo lúdico hace referencia a un conjunto de actividades de expansión de lo simbólico y lo imaginario, que no sólo se remitirá al juego, sino a otras afectaciones como: El sentido del humor, el afecto y las emociones,  tratadas en algunos capítulos de este libro

 

En el juego creativo, los cuerpos crecen, se cortan, se mueven de un lado a otro, se destruyen y construyen como acontecimientos. Es el mundo de los efectos, de los tratocamientos. Un libro adquiere el carácter de una casa; una roca crea a un lagarto. Transformaciones estas que en sí mismas se constituye en una realidad. Aquí las cosas no son lo uno ni lo otro; se es grande o pequeño en tiempos sucesivos como en Alicia en el país de las maravillas. En este tipo de juegos creativos, los sujetos se abandonarán  a  la divagación, a la ensoñación, al vuelo de la imaginación y de la fantasía.

 

Los diferentes capítulos de este libro  intentan solucionar  una  serie de demandas simultáneas  a las cuales se ve sometido el sujeto cuando se decide a escribir o a leer.   Este tipo de demandas se refieren al contenido del discurso (estructura semántica)  y a la  forma  (estructura). Desde esta perspectiva el libro proporciona una serie de herramientas teóricas y prácticas, en lo relacionado con: Técnicas escriturales, El arte de escribir, Manejo de auditorios, Utilización de modelos de comunicación, Elaboración de  todo  tipo ensayos, Informes, Comentarios, Técnicas de lectura y de estudio etc.

 

De igual forma el libro contiene un capítulo dedicado a las competencias lingüísticas, en el cual se incluye un  diagnóstico para detectar dichas habilidades .  Al respecto las nuevas políticas del ICFES, a nivel universitario y los resultados  en Marzo del 2000 fueron determinantes para entender esta problemática y buscar estrategias didácticas de solución. En estas pruebas  ningún estudiante obtuvo más de 70 puntos,  el 1,33% de los estudiantes obtuvo puntajes por encima de 50 puntos  y el 80% de los alumnos no superó los 50 puntos en cada una de las pruebas  

 

Lo anterior, se  apoya en  teóricos,  tanto de la cultura occidental como de la oriental ; como los siguientes: Herrmann,  Luria, Varela, Maturana, Serratrice,  Edelman, Penrose, Pibram,  Bohm, Rodari, Bettelheim, Tolchinsky, Habermas,  Bernstein, Halliday, Ong, Dijk, Batenson, Wilber,  Capra,  Vivaldi, Gould, Ferguson, Vigotsky, Krisnamurtri, Prigogine, Grof, Goleman, Maslow, Duvignaud, Winnicott, Freud, Lacan, Huizinga, Gadamer, Fink, Shuster y  Gritton  entre otros.

 

En conclusión, este libro necesita de usted como lector, para existir y las múltiples lecturas que usted haga del mismo, servirán para su

enriquecimiento. En tal sentido el texto asume una actitud de apertura  y de disponibilidad a la crítica misma.  El libro, sólo tendrá existencia real en la medida que sea comprendido. En caso contrario, como mínimo exige por parte del lector lo que Julio Cortázar nos dice: “ Cuando  yo  abro un libro  lo abro como puedo abrir un chocolate, o entrar a cine, o llegar por primera vez al la cama de una mujer que deseo; es decir, es una sensación esperanza, de felicidad anticipada, de que todo va a ser bello, de  que  todo va a ser hermoso. No tengo ninguna prevención previa(...) cuando  abro un libro lo abro con una especie de premonición  de goce, de que todo va a estar bien”

  

CARLOS ALBERTO JIMÉNEZ VÉLEZ 

 

Diseñado por WWW.ARTEANDRES.COM