LA NEUROPEDAGOGÍA Y LOS COMPORTAMIENTOS VIOLENTOS

TABLA DE CONTENIDO

                                PÁG.

 

INTRODUCCIÓN                                                                        

PRIMERA PARTE

NEUROCIENCIA Y NEUROPEDAGOGÍA 

CAPÍTULO I  

La Neuropedagogía y la Neurociencia

 

Construyendo conceptos

Nuevos hallazgos

Líneas divisorias

Producto mental

Tendencias del comportamiento            

 

CAPÍTULO II 

 

Plasticidad cerebral y aprendizaje

 

Neuroplasticidad

Estimular el aprendizaje

La sinapsis

Competencias cognitivas 

Educación lúdica     

 

CAPÍTULO III 

El cerebro humano

 

Viaje metafórico

Nuestro primer cerebro

Nuestro segundo cerebro

El cerebro más desarrollado

La espiritualidad y el cerebro

El funcionamiento cerebral

 CAPÍTULO IV

 Las teorías cerebrales

 

El cerebro y su funcionamiento 

Una orquesta

Teorías diádicas

            Predominio hemisférico

            Mente integrada

Teorías triúnicas

            Lo que sentimos y lo que pensamos

Teorías holográficas

Paradoja filosófica 

                                   Nuevos horizontes

                        Teorías sobre el cerebro total

                                   Hallazgos

                                   El localizacionismo

                                   Los cuatro cuadrantes

 CAPÍTULO V

 La química cerebral de los comportamientos sociales

 

La química del cerebro anterior

            La acetilcolina

            La dopamina

La química del diencéfalo

            La adrenalina

            La noradrenalina

La química del sistema límbico

            Las endorfinas

                        Los aminoácidos

                        Analgésico natural

            Psicodélicos endógenos

La química del tallo cerebral

            La serotonina

            El endovalium 

La química de los ganglios basales

            La oxitocina 

 

SEGUNDA PARTE

LA NEUROCIENCIA Y LOS COMPORTAMIENTOS VIOLENTOS

 CAPÍTULO VI

 

Los comportamientos sociales y la violencia 

 

Explorando sus orígenes

            Sufrimiento extremo

            Sufrimiento relativo

            Como un orgasmo

            Familia de macromoléculas

            La transición

Sistemas emocionales de la violencia

            Sistema de  ira

            Sistema de miedo  

                        La muerte del ego

            Sistema de pánico

La conducta social y el maltrato familiar

Los comportamientos instintivos e inconscientes

CAPÍTULO VII

 El cerebro y la violencia

Nuestro instinto homicida

El cerebro del violento

Las amígdalas y los comportamientos violentos

El córtex frontal y las conductas sociales

            Cerebros asesinos

            Regulación de las emociones

CAPÍTULO VIII

 

La dimensión química de la violencia

   

La química de la violencia

            La testosterona

            La adrenalina y la noradrenalina

La serotonina 

Estrés, ansiedad y depresión

 CAPÍTULO IX

 Los conflictos sociales y las conductas delictivas

 

            Contextualizando el problema

            La pobreza

El narcotráfico

La violencia intrafamiliar y la violencia sexual

Violencia social y económica

Los patrones de consumo  

                        Impacto de las disfunciones sociales en niños, jóvenes y adultos

La violencia en escuelas y colegios

Acoso escolar

De la violencia verbal a la física y al acto delictivo

Consumo de drogas en escuelas y colegios

La violencia contra la integridad personal

 

TERCERA PARTE

AMPLIANDO NUESTRAS MIRADAS Y SOLUCIONES A NIVEL EDUCATIVO

 CAPÍTULO X

 

Las neuronas espejo y la Educación

 

La cognición y las neuronas espejo

Las neuronas espejo y el aprendizaje

Seres sociales

Base de la comunicación

La violencia y las neuronas espejo

La violencia escolar

  

CAPÍTULO XI

La educación emocional

 

Pasiones, emociones y sentimientos

La cognición y las competencias

La inteligencia emocional e interpersonal

La inteligencia emocional e intrapersonal

La inteligencia lúdica

            El juego un universo de posibilidades

                        Teorías del juego

 

CAPÍTULO XII

 

La justicia restaurativa para la solución de conflictos

 

            Justicia restaurativa

            Reglas generales de los procesos

            Condiciones para la remisión

            La conciliación Preprocesal

            La Mediación

            El incidente como reparación integral

             

APÉNDICE

Panorama de la conflictividad desde la juridicidad

Valores y familia

            Estado y justicia

            Violencia y conflicto social

            Criminalidad

            Derecho penal

            Impunidad

Convivencia

Los homicidios

La violencia sexual

Una mirada estadística hacia la infancia y la adolescencia

Datos de forensis 2006-2009

 

BIBLIOGRAFÍA

DATOS DE LOS AUTORES

INTRODUCCIÓN

Los comportamientos violentos en el ser humano abarcan una inmensa variedad de temas, pero su origen y sus relaciones con los nuevos descubrimientos de la neurociencia, permitirán una mejor comprensión de dichos comportamientos. Es de aclarar que algunos de estos temas no han recibido mucha atención por parte de educadores, y otro tipo de ciencias y disciplinas, porque se ha considerado difícil abordarlos con claridad y precisión.

 

Tales problemas deben ser estudiados aunque impliquen riegos, debido a la necesidad que tienen todas las disciplinas de introducirse a la complejidad del cerebro humano. Para Kandel (Premio Nobel de Medicina el siglo XXI), es el siglo del cerebro humano, así como en el siglo pasado fue el de la genética, que originó el proyecto genoma. Al respecto todas las disciplinas o ciencias de una u otra forma en un  futuro muy cercano tendrán que seguir los caminos teóricos – práxicos de la nueva neurociencia, para comprender de una forma más pertinente los procesos que tienen que ver con su especificidad disciplinar, o como mínimo para poder ampliar aquella mirada filosófica de Sócrates “Conócete a ti mismo”.

 

Desde que la neurociencia utiliza desde hace 10 años la tecnología de la neuro-imagen y la resonancia magnética nuclear, permitió escanear en tiempo presente el cerebro de una persona en diferentes tipos de actividades, también ha permitido la observación de su desarrollo a lo largo de la vida, demostrando inclusive la gran fase de poda-neuronal o caótica que se vive en la adolescencia, también entre otras cosas ha podido evidenciar que los sujetos aprenden con otros y no solos, lo que hace deducir que el cerebro es un órgano social que necesita de la interacción humana para su desarrollo.  Es así como el proverbio africano que se requiere de una aldea para educar un niño cobra  mucha vigencia a la luz de la neurociencia.

Para Giacomo Rizzolatti “la existencia de las neuronas espejo es la demostración de que somos seres sociales y que estamos diseñados para estar unos con otros, para aprender por imitación”. 

 

 En los últimos 10 años se han producido cambios muy profundos en la forma de comprender la complejidad humana y en especial todos aquellos comportamientos que violan la normatividad social. Desde estas perspectivas se hace indispensable desde las Neurociencias, la Neuropedagogía y la Neurosicología intentar entender cuáles son los principios y fundamentos básicos del funcionamiento del cerebro para  introducirnos al mundo objetivo de la ciencia y de esta forma entender de una forma más clara las diferentes conductas sociales.

 

Entender los principios básicos del funcionamiento del cerebro es el nuevo reto que deben asumir muchos campos disciplinares, para que siguiendo a Jurgen Habermas pueda existir un proceso de comprensión del sentido y del sin sentido, de todas aquellas experiencias humanas ligadas a la animalidad humana o a la insociabilidad que plantea Hobbes. “el hombre es un lobo para el hombre”. Es así, como es indispensable preguntarnos: ¿En qué sentido la educación habita el mundo objetivo? De esta forma se hace necesario que esta ciencia interactúe en forma interdisciplinaria con los tres mundos que plantea Habermas, es decir, con el mundo de las ciencias duras o de punta (mundo objetivo), con el mundo de las ciencias blandas (mundo de la vida), y con el mundo de las ciencias sociales (mundo personal), para que de esta forma dialéctica, podamos entender las diferencias epistemológicas entre la verdad, la rectitud y la veracidad, que son los fundamentos o principios  de la teoría discursiva o comunicativa que nos presenta Habermas para demostrar que los hechos  no necesariamente demuestran que un sujeto es culpable. He ahí la gran complejidad del ser humano y la necesidad desde las ciencias del Derecho y de la Neuropedagogía de comprender el hilo conductor que debe existir entre una teoría discursiva y una ética discursiva, en el cual no basta la mirada unidimensional del zoo-politicón  sino del zoo-parlante habermasiano.

La última década dedicada al cerebro humano demostró horizontes nuevos para poder comprender de una manera científica los mecanismos cognitivos o estilos de pensamiento que utilizan los sujetos cuando se enfrentan a un determinado problema. La utilización, en la actualidad, de equipos como la tomografía axial computarizada, la resonancia magnética nuclear y funcional, la tomografía de emisión de positrones suponen una gran revolución científica para todos aquellos conocimientos relacionados con los procesos cerebrales y los procesos cognitivos, ya que durante varios siglos aquello que ha sido observado indirectamente o teóricamente podrá ser objeto de estudio directo. De esta forma muchos conceptos sicológicos y pedagógicos tradicionales han quedado desplazados con el florecimiento de la Neurociencia Cognitiva y la Neuropedagogía.

Actualmente los hallazgos de nuevos neurotransmisores, neuro-hormonas, nuevas sustancias bioquímicas que producen un tipo especial de moléculas de la emoción. También la existencia de nuevos genes productores de péptidos esenciales para ciertos procesos nerviosos, el encuentro de zonas funcionales específicas determinantes de varios comportamientos, el descubrimiento de zonas de placer como el séptum productor de grandes cantidades de endorfinas, denominadas por los científicos las hormonas de la felicidad, permiten abrir nuevos caminos para la construcción de  un discurso alrededor de la Neuropedagogía.

Desde las perspectivas anteriores una de las pretensiones de este libro es abrir nuevas brechas de comprensión de las conductas sociales, en especial aquellas ligadas con la violencia, como son el maltrato infantil, las lesiones personales, la violencia intrafamiliar, los delitos sexuales, y la conducta criminal, entre otras. Lo anterior se hizo desde un enfoque interdisciplinario en el cual se estableció un dialogo teórico y práctico entre la Neuropedagogía y la Ciencias del Derecho que son los espacios académicos y cotidianos en que se desenvuelven sus autores.

 

Aún a riesgo de las críticas que puedan hacer algunos lectores, este es el reto y los itinerarios complejos que aborda este libro. De entrada, es necesario aclarar que este texto no tiene pretensiones académicas o investigativas, es más bien un relato intertextual donde las voces de sus autores, recuperando sus experiencias como profesores universitarios, se expresan al unísono  con las voz de los nuevos investigadores de la Neurociencia, la Sicología, la Filosofía, el Sicoanálisis, la Sociología, la Antropología, la Pedagogía, para poder de esta forma presentar algunas alternativas teóricas y prácticas que contribuyan al proceso de comprensión de las conductas sociales y en especial de aquellas ligadas a la violencia que tanto daño hacen a nuestra sociedad colombiana. 


 

 

 

 

 

Diseñado por WWW.ARTEANDRES.COM